El colágeno es un ingrediente muy usado para cuidar la piel y las articulaciones, pero como sucede con cualquier otra sustancia, es necesario prestar atención a sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones.

El colágeno es una proteína natural, y tomado o aplicado en su justa medida no presenta efectos secundarios (por ejemplo, al ingerírselo a través de los alimentos de origen animal que lo contienen).

Sin embargo, son muy raros, normalmente duran muy pocos días y no dejan secuelas permanentes. Antes de iniciar un tratamiento específico, como por ejemplo inyecciones de colágeno en los labios, es necesario realizar una prueba de alergia.